RESERVAS
Tel:   965 885 062
Tel:   965 885 114
Mob: 600 790 072
Museos de Miniaturas de Guadalest Manuel Ussà

Extraordinarios Museos situados en el espectacular entorno natural del Castillo de Guadalest.
Micro esculturas invisibles al ojo humano, realizadas por Manuel Ussà.


Museo Micro-Gigante


Museo Micro-Gigante

EL MAS INCREIBLE DEL MUNDO

En este museo podrá ver:
♦  Una plaza de toros en la cabeza de un alfiler.
♦  La Biblia realizada en la sección de un cabello.
♦  Una hormiga tocando el violín.
♦  Un cuadro del Greco pintado en un grano de arroz.
♦  El portal y el campanario de Guadalest realizado en un cuarto de centímetro.
♦  Amantes dentro de una flor.
♦  Las Tres Gracias de Rubens talladas en la punta de un lápiz.
♦  Autorretrato de Manuel Ussà tallado en un grano de arena. Posiblemente el autorretrato tallado en piedra, más pequeño del mundo.

Y otras numerosas obras en miniatura, contrastando con las grandes esculturas que integran el arte micro-gigante de Manuel Ussà.

Museo de Microminiaturas


Museo de Microminiaturas

UNIVERSO DE LAS MIL Y UNA CURIOSIDADES

En este museo podrá ver:
♦  La Estatua de la Libertad dentro del ojo de una aguja.
♦  La Maja Desnuda de Goya pintada en el ala de una mosca.
♦  Una rosa pintada en la sección de un cabello.
♦  Las Meninas de Velázquez en un grano de maíz.
♦  La escultura de un elefante modelado en los ojos de un mosquito.
♦  Una carrera de galgos en un cabello.
♦  Cuadros de Tiziano, Rubens, Velázquez y Goya, pintados en la 5a parte de un centímetro.

Y otras numerosas obras, donde la Microminiatura más original e insólita se hace protagonista de lo imposible.

El Castell de Guadalest


Guadalest

EL CASTILLO DE GUADALEST

"Aunque Alicante no ofreciese la incomparable tibieza de sus dulces inviernos, aunque llegasen a desaparecer las palmeras de Elche y el soberbio peñón de Ifach se hundiese en las aguas, mientras subsistiese Guadalest habría un poderoso motivo de peregrinación, porque Guadalest es uno de los sitios donde la Naturaleza se ha mostrado genialmente artista, y ella, en cuyo cargo se puede apuntar el defecto de repetirse con exceso, no ha podido duplicar en ninguna otra parte esta obra admirable."

Wenceslao Fernández Florez


  


Ninguna obra creada por la mano del hombre puede compararse a la belleza intrínseca de la Naturaleza. Manuel Ussà es consciente de esto, y con su sensibilidad poética va al encuentro de las formas puras y fascinantes que se hallan en la vida, centrando su atención en el universo de diminuto.
Ussà investiga ese universo con su intuición, sin necesidad de apartar los ojos de la tierra nos descubre hojas bellísimas en su esencia, partículas de polen, semillas vegetales, insectos de caparazones dorados y ese sin fin de elementos maravillosos y apenas visibles a los ojos del hombre contemporáneo. El pone estos hallazgos bajo la lupa y nos lo muestra para que podamos ver su mundo, nuestro mundo. Pero Él, escultor de obras monumentales en otro tiempo, surge como pionero de este arte, incorporando en la microescultura las formas  reales de la Naturaleza.

Con instrumental de su invención con precisión técnica y habilidad inigualables. Ha modelado esculturas invisibles.
Ha conseguido esculturas que aparentemente están en el aire. Crea otro concepto visual del tamaño, otra valoración invirtiendo sus proporciones, y da al lenguaje plástico una sutileza donde no existe la agresividad.

En la realización de este difícil arte, Manuel Ussà controla al máximo la respiración y actúa entre latido y latido, evitando que los movimientos de su pulso destruyan el trabajo. Pero lo fundamental de su microescultura no es el alarde, sino una nueva concepción del Arte, una visión ecológica, donde el Ser Humano, al fin, coexiste en eterno diálogo con las formas invisibles de la Naturaleza, realizando su verdad y la fuerza tremenda de su belleza.

Después de contemplar a través de la lupa su obra invisible, difícilmente podremos mirar a la Naturaleza de la misma manera.
Conoceremos ya siempre ese resorte mágico que nos abre las puertas a ese mundo mínimo y espectacular, que está al alcance de nuestros ojos ahora abiertos ante tanta verdad escondida.